Monthenero 2016

Esperaba mucho de ti y me decepcionaste, luego esperé poco… y me volviste a decepcionar.

—Carolina Shephard

Una Historia de Amor con mi Profesor.

11. Imagen-01

Ella lo mira a los ojos y le pide que le enseñe, él empieza por enseñarle pero termina abandonando el encargo ante el deleite de sus besos. Enlazan sus lenguas, ella muerde sus labios pícaramente una y otra vez, él hace lo mismo con los de ella pero de una manera más suave. La pasión los envuelve cada vez más, encendiéndose como fuego que los consume.

Se envolvieron en ese tipo de relación, donde quizás por la edad, ella lo veía como su profesor y él como a su protegida. Un día, de tanto jugar a los besos y a las caricias apasionadas, cruzaron esa puerta que los llevó hasta el infinito. Luego de conocer ese inframundo no pudieron dejar de viajar hasta él cada vez que se les presentaba la oportunidad. Eran muy intensos, ella porque era una recién llegada y él porque amaba como ella lo hacía sentir. En medio de sus dos roles, el de orientador y el de amante, casi siempre se encontraba del lado del amante, enseñándole sobre lo que le gustaba y ella se mostraba dispuesta a aprender.

Continue reading

Mi Primer Día de Clases en un Colegio Nuevo. 180 Grados. Capítulo 4.

4.Imagen

Hago contacto visual con un par de desconocidos, y me encamino a la explanada de mi nuevo colegio, siguiendo a la manada. No tengo idea de donde está la fila de mi salón, así que le pregunto a todo aquel que se atraviesa en mi camino.

—¿Ésta es la fila de 2do de media?

—Sí —me mira de arriba abajo, y aunque me siento intimidada también estoy feliz de haber encontrado la fila.

La explanada completa se sumerge en sus costumbres matutinas: el canto del himno nacional, las lecturas bíblicas y las oraciones. Yo analizo la infraestructura del colegio, es sencillamente hermosa; un lugar nuevo listo para ser explorado.

Regreso de vuelta a la realidad al percatarme de que estoy casi sola en el patio, por suerte alcanzo a ver la fila de mi salón de clases— ahora sí Gabriela, a enfrentarse con la realidad.— Todo mundo parece tener su asiento asignado, y se me hace difícil encontrar donde colocarme, haber llegado tarde tampoco ayuda. Alcanzo a ver una silla disponible así que me dirijo hacia ella, la chica de al lado coloca su mochila allí antes que yo e interpreto sus intenciones, en otra ocasión la hubiese puesto en su lugar, pero como hoy es mi primer día de clases lo voy a dejar pasar. Todos los niños del salón me miran con curiosidad, me ruborizo; alcanzo a ver una nueva silla disponible y me acerco a ella, en esta ocasión si tengo suerte.

Continue reading

© 2017 Wordpicxy

Theme by Anders NorenUp ↑