Monthmayo 2016

Una tarde de tareas inolvidable. 180 Grados (Capítulo 8)

22. Imagen Portada-01

Podré ser traviesa y atrevida para muchos aspectos, pero cuando se trata de atraer chicos soy un verdadero desastre.  Las palabras se suicidan en mi lengua y mis manos viajan al desierto; sin embargo, trato de convencerme de que soy una persona madura a quien no le deberían avergonzar ese tipo de cosas, me repito que es algo normal, que soy lo suficientemente bonita para que él se fije en mí, que soy cool; que tiene muchas razones para amarme, aunque no me ame quien me trajo al mundo. Trato de convencerme de que yo no hice nada malo, y que muy en el fondo ella me quiere un poquito. Ahora me preocupo más por mi aspecto, maquillo detenidamente mis ojos, por si acaso lo puedo hechizar; coloreo bien mis labios para que le provoque besarme, o para que al menos se dé cuenta de que existo.

El día es lluvioso, nublado, triste, romántico. Lo veo hablando con sus amigos desde lejos, y reír, se la pasa tan bien, y yo me la paso mejor observándolo. Sé que debo tener cara de idiota, porque estoy embelesada mirándolo fijamente, aunque los estudiantes que pasillan intentan dañar mi obra de arte. Sus ojos encuentran los míos, y en mi anonadamiento tardo un par de segundos para darme cuenta, entonces mis mejillas se sonrojan y bajo la mirada.

Continue reading

No tienes ni puta idea de cómo te pienso, sueño y deseo. Pero ni putísima idea.

Cuando sientes que no tienes salida.

Mujer quitándose careta

Tenía que vivir la experiencia, saber qué se siente estar en el infierno para luego valorar el paraíso; tenía que dorarme un poco la piel, para no pensar que el infierno es mejor que el cielo.

Tomé la decisión así… sin darle demasiadas vueltas, sin deternerme a pensar realmente en las ventajas y desventajas, o sobre el impacto de aquella inocente decisión. Decidí a la ligera, como si se tratase de un par de zapatos que comprar, como si no fuera importante, como si no fuese una parte de mi; cada decisión, persona o lugar lo es. Pero ésto era lo más seguro, pero tenía miedo de vivir sola, pero quería esquivar la soledad, pero debía aprovechar las ventajas financieras y sociales, pero… pero… pero… No me di cuenta que el precio era mi tranquilidad.

Continue reading

© 2017 Wordpicxy

Theme by Anders NorenUp ↑