pareja tirada en el suelo

–Estoy tan acostumbrado a alcanzar todo que no se me ocurrió que tú no podrías.

–Si me hubieses dado un par de minutos lo habría hecho, aunque fuese con una silla. Lo hago todo el tiempo en mi casa –sonríe tímidamente y coloca los platos en el desayunador. Tengo que aceptar que esta escena me encanta y podría acostumbrarme mucho a ella, además la comida está deliciosa.

Seguir leyendo