Espero no ser una razón más de tus tristezas; prefiero ser un error sin importancia, de esos que se hacen con lápiz y se borran con goma.