No tienes ni puta idea de cómo te pienso, sueño y deseo. Pero ni putísima idea.