Que no me extrañes me hace feliz porque significa que no sufres por mí, pero me da tristeza porque quiere decir que no me quisiste.

Me encuentro sonriendo con lágrimas en los ojos.